Piden cárcel para funcionarios que ocultaron intoxicación de niños por el río Santiago

Por Violeta Meléndez

Luego de publicarse en medios de comunicación el estudio en menores de edad cercanos al Río Santiago que evidencia presencia de metales pesados, pesticidas y anomalías sanguíneas en su organismo, oculto durante 10 años por las autoridades de Jalisco, ciudadanos indignados exigen se castigue con cárcel a los funcionarios involucrados en archivar el documento y no actuar para atender a la población afectada.

A través de la plataforma Change.org, la ciudadana Sofía Enciso lanzó la petición denominada “Cárcel a los funcionarios que ocultaron el estudio de salud en relación al río Santiago”, dirigida a la Fiscalía Anticorrupción, para que abra una investigación sobre el caso, ya que el estudio, además de revelar altos niveles de plomo, arsénico, cadmio, mercurio y otros elementos tóxicos en niños, dictaba recomendaciones de atención al respecto, que fueron omitidas.

“El Estado mexicano ocultó durante 10 años un estudio que demuestra cómo las industrias llevan décadas envenenando a niños, jóvenes y adultos de varios pueblos, ubicados en la región de Jalisco, a través de los desechos tóxicos que arrojan en el considerado el río más contaminado de México», indica la petición, cuyo objetivo es sumar firmas y generar presión social.

“Funcionarios que ocultaron el estudio siguen en puestos estatales sin un solo escrúpulo o reclamo del gobierno de Movimiento Ciudadano”.

El estudio en mención, que este medio replicó, revela que tras realizar pruebas de laboratorio a 324 niños se encontró que en Juanacatlán 94% presentó plomo en su organismo y 74 por ciento benceno, elementos cancerígenos que ocasionan daño en el sistema nervioso central.

En El Salto 98 por ciento de los infantes dio positivo a cadmio y 81 por ciento a compuestos orgánicos persistentes -cuyo origen son pesticidas como el lindano, DDE y DDT, prohibido en México desde los años 90.

En Puente Grande, Tonalá, 60 por ciento resultó con mercurio, metal pesado bioacumulable que causa desórdenes en el sistema nervioso central; mientras que en La Cofradía (Juanacatlán) 45 por ciento dio positivo a arsénico (metaloide) y en la colonia Jalisco, 48 por ciento evidenció flúor.

 Desde la realización del estudio en 2010 han pasado tres sexenios abanderados de tres diferentes partidos, el primero, del panista Emilio González Márquez, en cuya administración se gestionó dicha investigación. Le siguió el priista Aristóteles Sandoval y después el emecista Enrique Alfaro, ninguno de los tres ha hecho mención de esa evidencia científica.

Violeta Meléndez. Periodista independiente con especialización medioambiental. Tiene una trayectoria de 8 años en medios impresos y digitales desde los cuales ha presentado investigaciones sobre medio ambiente, salud, función pública y más. Gusta de publicar artículos de divulgación científica para explicar desde lo ocasional, hasta lo extraordinario.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.