Sin INSABI, perduran grupos políticos en el poder del Sector Salud Jalisco

El convenio que firmó el Gobierno de Jalisco junto con la federación para su adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) impide que el gobierno federal asuma el control de los servicios de salud estatales, lo que propicia que los cacicazgos y los grupos políticos continúen dominando el sector salud.

Aunque la carta de presentación que hace el Gobierno de Jalisco respecto a su incorporación al INSABI es que prevalece la soberanía estatal, lo cierto es que se continúa con un esquema de organización en el que el sector salud ha sigo señalado de diversas opacidades y actos de corrupción.

La entrada del INSABI habría puesto en riesgo el dominio del gobierno local sobre la Secretaría de Salud, misma que consta de más de 13 mil millones de pesos y una lista de al menos 17 mil trabajadores. Pero todo ese recurso seguirá siendo manejado por la entidad local.

No solamente el Gobierno de Jalisco se había visto amenazado de su control sobre los servicios de salud, sino también el Grupo UDeG, señalado de actos opacos en relación a la Universidad de Guadalajara.

De haberse aprobado el acuerdo como proponía desde un principio el gabinete federal, el Grupo UDeG habrá perdido su control total sobre los dos hospitales civiles del estado, que manejan un presupuesto público de más de 5 mil 468 millones de pesos y una plantilla de 6 mil 685 trabajadores.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, celebró el acuerdo al que se llegó con el Insabi con el que se descarta que éste pueda meter las manos en el sector salud estatal.

“Que quede claro que la infraestructura de nuestro estado, nuestros Hospitales Civiles, nuestros centros de salud, se quedan como parte de la infraestructura del estado. No estamos entregando la infraestructura de salud, ese es el mayor de los logros”, señaló.

Con información de Reporte Índigo, reportaje de Luis Herrera.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.