Pide Tonalá a Semadet transparentar acciones para el cierre de Laureles

Asegura el presidente municipal que es prioridad de la administración liquidar el vertedero que causa conflictos socioambientales en la región

Por Violeta Meléndez

Que la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) transparente los avances que registra para cerrar el vertedero Laureles fue la propuesta que el presidente municipal de Tonalá, Juan Antonio González, presentó en el pleno del ayuntamiento y fue aprobada este jueves por unanimidad.

El planteamiento del edil se da a cinco meses de que el gobernador Enrique Alfaro anunciara la clausura del sitio y fijara un plazo de 24 meses para cumplir, de los cuales restan 19 y ni siquiera se han iniciado programas de separación domiciliaria en los municipios que depositan su basura allí.

Como contexto a la iniciativa dirigida a la Semadet, González recordó que el gobierno del estado se comprometió a generar un programa orientado a disminuir los residuos en la ciudad denominado Jalisco Reduce, además de solicitar a la empresa un plan de cierre y abandono de Laureles que, si bien ya lo entregó Caabsa, la Secretaría de Medio Ambiente reservó su contenido por un lapso de dos años.

“Es necesario dejar bien claro que el actual gobierno municipal está decidido a hacer todo lo que está en sus manos para llevar a cabo el cierre definitivo del vertedero Los Laureles sin politizar el tema, no es ético lucrar políticamente con un tema tan sensible”, declaró durante la sesión.

“La presente administración no va a quitar el dedo del renglón y quiero enfatizar en esto, es prioridad para nosotros llevar un seguimiento puntual del proceso de cierre y abandono del vertedero hasta lograr de una vez por todas su cierre definitivo”, añadió.

Los afectados más directos por la operación de Laureles fuera de norma son los habitantes de Tonalá, asentados en comunidades como Tololotlán y fraccionamientos ubicados en la antigua Carretera a El Salto, cuyos arroyos han sido contaminados con los lixiviados que genera el sitio, el aire les llega permanentemente impregnado con olor a basura y, en caso de incendios, pierden incluso la visibilidad por la densa capa de humo que llegan a presentar sus barrios.

Pese a estas condiciones en las que opera el vertedero y de haber fijado una fatal para su cierre, el titular de Semadet, Sergio Graf Montero, declaró el 6 de febrero que el proceso de clausura comenzará en 2021. Tampoco se han definido las nuevas plantas de transferencia que servirán para separar los residuos en la ciudad ni cuál será el sitio de disposición final que se habilitará en el sur, anunciado en septiembre pasado.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.