Home Tonalá Preescolar de Loma Dorada es “cliente frecuente” de los ladrones

Preescolar de Loma Dorada es “cliente frecuente” de los ladrones

Preescolar de Loma Dorada es “cliente frecuente” de los ladrones

Los amantes de lo ajeno ya hicieron cliente frecuente las instalaciones del preescolar número 390 Tlamatini, ubicado en la calle de Loma Copala en el municipio de Tonalá y es que desde el mes de octubre al menos una vez por semana lo visitan para llevarse lo que puedan, hasta el tinaco del agua y la puerta de la bodega, señaló la directora del Plantel, Miriam Fregoso.

Según los cálculos que tiene la profesora, llevan por lo menos 13 robos y hasta fiestas llegan a hacer los maleantes quienes aprovechan la falta de vigilancia de las autoridades, en especial los fines de semana para ingresar a las instalaciones para generar esos daños, en otras ocasiones ensucian con sus necesidades fisiológicas el material de los menores y hasta cobijas sucias les dejan como recuerdo.

La directora del preescolar, dio entrevista al periódico El Occidental y comentó que han robado mobiliario de los salones y material para la enseñanza de los niños, entre otras cosas.

“se han robado mobiliario de los salones, sillas, mesas, material de los niños, quitan las protecciones y por ahí se meten, se han orinado en los salones y el material, los daños van desde los cinco mil hasta los 15 mil pesos en cada ocasión porque rompen las protecciones, vidrios, se llevaron la puerta de la bodega con todo y marco”, señaló la directora.

Ante esto dijo que ya no saben qué hacer ya que, en el caso del tinaco para los bebederos que impulsó el Gobierno Federal el cual se han llevado dos veces y en la segunda lo dejaron todo roto en una jardinera y no “funcionó ni para ellos ni para nosotros”.

Agregó que ante la Secretaría de Educación se hace el reporte y los abogados realizan el reporte ante la procuraduría y por lo menos hasta en tres ocasiones o más por mes se meten a hacer daños al plantel.

En una de las últimas ocasiones “se me hace que hicieron hasta fiesta porque nos dejaron cobijas, botellas de las bebidas que tomaron”, pese a esta situación dijo desconocer si es alguna pandilla de la zona de Loma Dorada ya que la escuela primaria que está a unos metros también la han robado, sobre todo en fines de semana y vacaciones.

El temor de los padres de familia es que los ladrones vayan a llegar o estén al momento de que ingresen los menores y eso genere un conflicto mayor para todos, en especial para sus hijos, por lo que ya analizan el poder colocar un sistema de alarma y ver si funciona o si se ponen cámaras de vigilancia.

Con información de El Occidental. Consulta la nota AQUI.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.