MÁS UNIDOS QUE NUNCA… Así se dejaron ver el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, durante la inauguración de la base de la Guardia Nacional en Colotán, Jalisco; de ahí se fueron a la supervisión de las obras de la presa El Zapotillo, donde demostraron los dos que obras sí son amores.

CASA DE JABONERO… Así se resbaló Enrique Alfaro en la red social twitter, pues subió fotografías con el presidente AMLO, diciendo «dimos un paso histórico desde la presa el Zapotillo para ponerle fin a décadas de sinrazones y garantizar nuestro abasto de agua para las próximas décadas, sin inundar Acasico, Palmarejo o Temacapulín»; más tardó en escribirlo que en lo que los pobladores salieron a desmentirlo y decirle que tuviera TANTITITITA MEMORIA Y VERGÜENZA, a nadie se le va a olvidar que fue el mismo Alfaro quien fue promotor de solucionar el añejo problema a pesar de que eso significaba la inundación de éstas poblaciones.

GUADALAJARA CAPITAL DE LA TORTA AHOGADA… Resultó una verdadera fiesta gastronómica el día municipal de la torta ahogada, se le vio al presidente tapatío Pablo Lemus, repartir selfis, abrazos y entrarle a probar de todos lo tipo de tortita. Un evento para el lucimiento, lo que quedó claro que para darse baño de pueblo solo invitó a los compas diputados y empresarios como Mauro Garza y el señor Tajín… y así por no dejar a la senadora Vero Delgadillo. Cada quien con sus canicas y sus compas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *